1

Es un alimento muy nutritivo y recomendable para todas las edades.

2

Su oferta es muy amplia, lo que da oportunidad de probar distintas especies y elegir las que más agraden.

3

Se trata de un alimento con un contenido relativamente bajo en calorías.

4

Sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales necesarios para el desarrollo, crecimiento y mantenimiento corporal.

5

El tipo de grasa que abunda en los pescados azules protege el corazón y las arterias.

6

Diferentes componentes del pescado ayudan a prevenir trastornos diversos: articulares, óseos, bocio...

7

En el pescado se encuentran todos los nutrientes implicados en el crecimiento y desarrollo: proteínas, ácidos grasos Omega 3, calcio, hierro, zinc, yodo, vitaminas del grupo B, vitaminas A, D y E.

8

El pescado es un alimento fácil de digerir.

9

Admite variedad de preparaciones en la cocina: plancha, horno, papillote, frito, vapor, microondas, budín, pizza, en bocadillo, en ensalada...

10

Las personas que consumen mucho pescado tienen mayor esperanza de vida.

Diversos estudios han demostrado los beneficios de comer pescado con una frecuencia de dos veces por semana: Disminuye la presión arterial, el colesterol, los niveles lipídicos en sangre y reduce la tendencia a formar placas de ateroma. Disminuye la posibilidad de muerte por ataque cardíaco. La acción antiinflamatoria de los ácidos Omega 3 puede ayudar en la artritis reumatoidea. Se sugiere la ingesta de 4 a 6 comidas por semana con pescados grasos a aquellas personas que padecen esta enfermedad. De esta manera, disminuyen la inflamación y el dolor. Protege contra algunos cánceres, ya que aumenta las defensas y aumenta la resistencia a esta enfermedad. Con respecto a la seguridad alimentaria, la prudencia aconseja no comer pescado crudo. A los amantes del "sushi" se les sugiere congelar el pescado antes de su preparación ya que algunos parásitos se destruyen a -20°C por 24 hs.

 

Los pescados y mariscos debidamente procesados, son en general seguros y saludables. Se pueden acompañar con hortalizas, cereales y legumbres. Pueden ser consumidos en cualquier época del año.

Todos los grupos etáreos se benefician con su consumo.